Mejora tu vida sexual con Plasma rico en plaquetas (PRP) en el punto G

 Muchas mujeres se sienten insatisfechas porque no disfrutan el sexo como antes, tienen dificultad para alcanzar el orgasmo, molestias por falta de lubricación y experimentan menos placer con la penetración, todo lo anterior representa un problema común entre nosotras que puede extenderse, afectar el autoestima e imagen personal, si te sientes identificada y quieres una solución accesible e innovadora, este artículo es para ti.

El famoso punto G

Es una zona erógena del tamaño de una arveja que se encuentra en el interior de la vagina, debajo del hueso púbico y se caracteriza por:

-❌Ser difícil de encontrar para muchos hombres (Es broma)

-✅Ser un arma secreta cuando de orgasmos vaginales se trata.

La razón de esto es la rica inervación que posee, es decir el punto G es una zona llena de fibras nerviosas que se encargan de producir placer durante su estimulación ya sea manual o por medio de penetración y es el responsable en gran medida de los orgasmos que se obtienen vía vaginal.

 Las afortunadas que experimentan orgasmos vaginales mediante la estimulación del punto G los describen como intensos, espectaculares, maravillosos, únicos, entre otro sinfín de palabras que nos hace sentir que todas merecemos experimentarlos por lo menos una vez en la vida y ¿por qué no? todos los días. Sin embargo, la realidad es otra, en los últimos años se ha hecho notar que la gran mayoría de la población femenina tiene dificultad para alcanzar el orgasmo vaginal y manifiestan sentirse inseguras y frustradas al respecto, otras comentan haber tenido una vida sexual plena pero que se vio desmejorada con el paso de los años, la razón es que a medida que el tiempo avanza el punto G pierde volumen, disminuye su lubricación y también decae su sensibilidad.

Existen múltiples razones responsables del deterioro del disfrute sexual y como ginecólogo estético estoy a la orden para ayudarte a descubrir la causa, además quiero que conozcas hoy una solución accesible y sencilla disponible para ti, que te ayudará a disfrutar tu vida sexual: PRP en el punto G.

 ¿En qué consiste el PRP en el punto G y por qué funciona?

El plasma rico en plaquetas (PRP) es un elemento que obtenemos de la sangre de la paciente y es capaz de fomentar la aparición de células madres y favorecer el crecimiento del tejido donde se realiza la aplicación, en este caso tejido nervioso del Punto G. Estos nervios son responsables de la sensación placentera que describen las pacientes cuando reciben estimulación en esa zona. 

El PRP aplicado en el punto G logra que esa área sea más accesible para la estimulación y más sensible al placer, por lo tanto hace posible que la paciente consiga orgasmos de forma más rápida e intensa gracias a la regeneración celular que estimula, si a este procedimiento la paciente decide agregar el PRP vaginal los beneficios se multiplican, podrá disfrutar de la lubricación que producirá nuevamente, sentirá las paredes vaginales más tensas aumentando la fricción durante la penetración, además de conseguir orgasmos con facilidad, uno más intenso que el anterior. Estos efectos se evidencian en cuestión de unos días, puedo decir desde mi experiencia que muchas pacientes refieren mejoría prontamente y se encuentran en su mejor momento a partir de la tercera semana de la aplicación. 

¿Cómo es el procedimiento al aplicar PRP en el Punto G?

Es un procedimiento sencillo que puedo realizar desde la comodidad de mi consultorio en Caracas, podemos dividirlo en dos fases:

-La primera fase consiste en la extracción de sangre de la paciente con el propósito de centrifugarla y obtener el PRP. 

-La segunda fase es la aplicación del PRP. La paciente se acuesta en una camilla en la misma posición que utilizamos al realizar una citología vaginal o colposcopia, allí examinó el área y procedo a inyectar el plasma rico en plaquetas en el Punto G. 

Todo el procedimiento desde la extracción de sangre hasta la aplicación tiene una duración aproximada de 45 minutos y la recomendación es realizar tres sesiones y refuerzo a los 6 meses, para disfrutar los resultados durante más tiempo, los mismos se experimentan teóricamente luego del quinto día, pero como dije anteriormente muchas pacientes lo disfrutan antes. 

Luego de realizada la aplicación de PRP podrás incorporarte a tus actividades cotidianas y no necesitarás ningún tipo de reposo médico. Serás dada de alta con el siguiente récipe: -Masturbación o relaciones sexuales durante 5 días, para estimular el crecimiento de las células nerviosas. Todo esto por orden médica 😉

¿Cómo saber si puedo aplicarme PRP en Punto G? 

Soy la persona indicada para darte esa respuesta. Quien mejor que yo como ginecólogo estético y como mujer para ayudarte. Estoy disponible en mi consultorio en Santa Paula, allí realizare tu historia médica y un examen físico que me permita asegurar que esta opción es la adecuada para ti, además de aprovechar y conocer todos los tratamientos con los que cuento para ayudarte a mejorar tu vida sexual. 

Anímate a vivir plenamente, no te resignes a olvidar el disfrute sexual, estoy aquí para ayudarte.